top of page

Los consagrados caminan juntos hacia el Jubileo de 2025

Del 1 al 4 de febrero, tendrá lugar un encuentro en Roma de más de 300 representantes de la vida consagrada procedentes de 60 países en preparación al Año Santo 2025. El cardenal João Braz de Aviz, Prefecto: "Viviremos todo como en la primera sesión de la Asamblea sinodal, sentados alrededor de una mesa escuchándonos unos a otros, con el deseo de paz en las comunidades y en el mundo".

30 ene 2024

Vaticano

Los consagrados caminan juntos hacia el Jubileo de 2025

Más de 300 representantes de las diferentes formas de vida consagrada procedentes de más de 60 países se reunirán en Roma del 1 al 4 de febrero de 2024 para un encuentro en preparación al Jubileo de 2025. Un religioso, una religiosa, un miembro de un instituto secular y una consagrada perteneciente al Ordo Virginum de cada país vivirá una nueva etapa en el camino hacia el Año Santo para compartir experiencias de vida y misión, con el deseo de regresar a sus propios países con el mandato de seguir siendo signo de reconciliación entre los pueblos.


El Jubileo de la vida consagrada

“Peregrinos de esperanza, por el camino de la paz” es el tema del Jubileo de la vida consagrada que se celebrará en Roma los días 8 y 9 de octubre de 2025. Y los consagrados y consagradas quieren reflexionar sobre la gran necesidad de la paz, la urgencia de nuestro tiempo, para responder al llamamiento del Papa Francisco de crear, a través del camino jubilar, un clima de esperanza y de confianza como signo de renacimiento para toda la humanidad.


Juntos como en el Sínodo

“Hemos querido involucrarnos junto con todos los miembros de la Iglesia en una preparación muy concreta en todo el mundo – porque estamos presentes en todo el mundo – del Jubileo de 2025”, lo afirma el cardenal João Braz de Aviz, Prefecto del Dicasterio para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica. “Este encuentro – explica – es el primero de una serie de eventos que reúnen a los cinco continentes. Se preparó online, pero 'juntos'. Todo lo que es el programa, todo lo que viviremos, lo hicimos juntos. Y trataremos de vivirla como la primera sesión de la Asamblea sinodal, sentándonos alrededor de las mesas, escuchándonos atentamente, a la luz de la Palabra de Dios".


Nuevo estilo

En definitiva, la vida consagrada se encuentra con el Sínodo: "Un nuevo estilo para preparar un momento muy profundo para la Iglesia como es el Jubileo, que nos acerca a la experiencia de Dios", subraya Braz de Aviz, asegurando el deseo de todos "nosotros consagrados" a prepararnos y prepararnos "bien" para este acontecimiento. “Estamos en un momento de reforma, de renovación de la vida consagrada, con muchos problemas – es cierto – pero también con muchos cambios en el seguimiento de Cristo. Somos y queremos ser un don para la Iglesia, debemos respirar y vivir con la Iglesia y por eso queremos empezar de inmediato, luego tendremos otros encuentros en profundidad”.


El programa

La programación se desarrollará a través de cuatro grandes temas: el 1 de febrero Creer en la esperanza; 2 de febrero Creciendo en la caridad; 3 de febrero Con la fuerza de la fe; 4 de febrero Testimoniando la esperanza. Para enriquecer el diálogo, también estarán presentes representantes de los Dicasterios de la Curia Romana, entre ellos el padre Paulin Batairwa Kubuya, subsecretario del Dicasterio para el Diálogo Interreligioso, y la hermana Alessandra Smerilli, secretaria del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral.


Caminar con el otro

“En este momento todo el camino que está tomando la Iglesia y que está realizando el Papa Francisco es un camino al que debemos convertirnos, es decir, un nuevo estilo de caminar juntos, convencidos de que así es la manera de ser Iglesia”, observa el cardenal Prefecto. “Hoy no importa que yo tenga mi vocación y el otro tenga otra, todos juntos formamos la realidad de la Iglesia”. Según el cardenal, este estilo "se puede aprender". Y debemos aprender esto "en un momento en el que ha entrado una espiritualidad demasiado individualista". “Lo necesitamos, los signos de hoy son signos de comunicación, de estar juntos – afirma el Purpurado -. También aquí en el Dicasterio, después de la primera sesión del Sínodo, inmediatamente empezamos a compartir cosas entre nosotros los coordinadores y todas las personas que trabajamos allí, unas 40... Estamos trabajando con la idea de que 'tú eres parte del otro', decides con el otro, caminas con el otro'. Esto, en mi opinión, dará muchos frutos en el futuro".


La celebración con el Papa el 2 de febrero

El evento en Roma también tiene lugar los días en que se celebra la Jornada Mundial de la Vida Consagrada, el 2 de febrero. Ese día el Papa Francisco presidirá la habitual celebración en la Basílica de San Pedro. “Estamos muy contentos – explica el cardenal Braz de Aviz – porque el Santo Padre ha confirmado que vendrá a celebrar con nosotros. Estaremos juntos para realizar la preparación al Jubileo, según los valores que el mismo Papa nos ha identificado y es el de ser 'peregrinos de la esperanza' en un tiempo en el que la vida está sufriendo por las guerras y las enfermedades". La esperanza del jefe del Dicasterio es que "de estas dificultades surja la virtud que el cristiano tiene de la esperanza en su corazón". A esto sumamos el deseo de preparar el Año Santo con el anhelo de paz en nuestras comunidades y en el mundo entero".

Fuente: Vatican News

bottom of page